Interpretar las cartas españolas correctamente implica mezclar de forma sabia el significado de cada naipe con una buena dosis de intuición. Si no eres un vidente natural pero quieres ver cómo se desarrolla en ti ese don sólo tienes que empezar aprendiendo el sentido de cada una de las cartas tal y como aquí te mostramos. No entiendas que se trata de una lectura cerrada en la que nada se puede improvisar. Posiblemente ya has descubierto que en el mundo del tarot no hay lugar para interpretaciones literales, sino que lo que prima es la intuición. Cada tirada de la baraja española abre un nuevo escenario para la buenaventura y en ese marco cada una de sus piezas tiene sentido en función de su resultado conjunto.

BARAJA ESPAÑOLA SIGNIFICADO

Otra forma de entender este apartado es considerar que a lo largo de la lectura de la baraja española el significado que se va desarrollando es una historia. Cada carta marca un peldaño, un aspecto de esa fábula y la función del vidente no es otra que la de ensamblar todos los detalles que aporta cada uno de los naipes para dar al consultante una visión coherente de su posible futuro y de las fuerzas que en él intervienen.

Para leer correctamente las cartas españolas los videntes han de dominar tanto el significado de cada una de ellas, como la riqueza interpretativa de los cuatro palos. Los Ases son habitualmente favorables, anunciando lo mejor de cada palo. El resto de cartas numerales se refieren a distintos aspectos, tanto positivos como negativos, relacionados con el consultante, como su entorno y experiencias a lo largo de la vida.

Las figuras o cartas cortesanas representan a personas de acuerdo a unas características emocionales, de personalidad e incluso físicas preestablecidas.

En algunas tiradas de tarot se elige a la figura que mejor represente al consultante, sacándola fuera del mazo y colocándola en un lugar central para el desarrollo de la lectura. Esa carta se denomina Significador y se tiene en cuenta el palo que mejor representa a quien ha solicitado la buenaventura.

PALO DE OROS

Las necesidades más prácticas y terrenales se relacionan con el significado de las cartas de esta serie o palo de la baraja española. El Pantáculo que lo representa simboliza al mismo tiempo el éxito y la riqueza material, el poder y el dinero. Aunque es considerado como uno de los palos negativos, es sin duda el más buscado en las consultas de tarot del trabajo con baraja española. A continuación tienes una explicación con el significado de cada una de sus 12 cartas, tanto al derecho como invertidas.

As de Oros: Considerada por muchos videntes como la carta más positiva de la baraja española, el As de Oros señala éxito y felicidad en todo lo que se propone el consultante. La buena fortuna puede hacerse extensiva a aspectos más amplios que los meramente materiales, como el amor o la salud, en función de las cartas con las que vaya asociada. Si sale invertida hay división de opiniones, puesto que para algunos magos implica un éxito aún mayor, y para otros que hay posibles obstáculos en el horizonte.

Dos de Oros: La aparición de esta carta no es un buen presagio, ya que indica problemas que pueden hacer fracasar los proyectos del consultante. Suele ser necesario observar los naipes próximos para descubrir la causa de los inconvenientes y la resolución más conveniente que nos anuncia el tarot. Junto con el Siete de Oros, por ejemplo, anuncia pérdidas financieras. También puede orientar sobre la posible sentencia en caso de juicio, favorable en compañía del Rey de Copas y desfavorable si aparece junto con el Rey de Oros. Cuando esta carta se muestra invertida sigue reflejando malas noticias, incluso la proximidad de nuevas deudas a las que el consultante deberá hacer frente.

Tres de Oros: La palabra clave para definir esta carta sería "Fortuna", ya que su aparición en una tirada implica que el consultante se encuentra ante una etapa de crecimiento en su vida. Puede significar un embarazo, un ascenso en el trabajo o incluso unas vacaciones muy deseadas, pero en cualquier caso la perspectiva de futuro que señala es de éxito en el proyecto propuesto. Invertida implica que la falta de madurez hace peligrar la obtención de buenos resultados. En función de las cartas próximas hay posibilidad de entrar en una fase de penuria económica.

Cuatro de Oros: Presagia al consultante buenos resultados económicos y laborales. Las inversiones que se realicen serán muy beneficiosas y las alianzas de negocios tendrán futuro bajo la égida del Cuatro de Oros. Asociada al Tres de Espadas pronostica que se va a recibir un regalo inesperado. Junto con el Caballero de Bastos anuncia un próximo cambio de domicilio. Su aparición invertida se interpreta como la consecuencia de haber llevado al límite la potencialidad de este arcano. Por lo tanto se refiere a una vida desordenada, corrupción, excesos e incluso posibles problemas con la ley.

Cinco de Oros: En el tarot español representa la resolución de problemas de pareja o quizá el encuentro de un nuevo amor en algún acto social al que se asista. Esto es importante ya que el Cinco de Oros se refiere también a fiestas y celebraciones, incluidas bodas, donde el consultante puede encontrar alguna sorpresa agradable. Estando invertida es un claro indicador de problemas en la pareja, desavenencias que pueden agravarse con peleas y discusiones. En su grado más negativo y en función de las cartas cercanas, la ruptura conyugal podría dar lugar a pérdidas económicas.

Seis de Oros: Señala que el consultante atraviesa por un momento de dificultad. No se prevé que los obstáculos sean insuperables si no se pierde la fortaleza y nobleza de ánimo. No cediendo a una ambición excesiva es posible que incluso se salga de la crisis reforzado con un aumento en las ganancias. En la posición invertida indica codicia, envidia y celos, actitudes poco fructíferas para superar los conflictos y que pueden dar lugar a pérdidas económicas. Cuando aparece cerca del Caballero de Bastos señala que es muy probable que los planes en marcha fracasen, por mucho que el consultante se empecine en mantenerlos.

Siete de Oros: El buen augurio que transmite esta carta se basa en que el esfuerzo y la perseverancia del consultante van a dar resultados positivos. Se vislumbra que pronto se alcanzará la recompensa y el éxito soñado. La buena fortuna también puede llegar de forma inesperada a través de una herencia, o de beneficios financieros imprevistos. Junto al Dos de Oros indica precaución ante una posible estafa. Invertida está recomendando prudencia, pues advierte que las decisiones apresuradas no son buenas consejeras, ni conviene actuar con ansiedad o miedos. El consejo de esta carta es medir bien los riesgos y en caso de duda, esperar a una ocasión mejor para actuar.

Ocho de Oros: La aparición sobre el tapete de esta carta pone de relieve el valor de las obras que se van haciendo poco a poco, con buenos cimientos y bien planeadas. Este es el consejo del Ocho de Oros al consultante: a veces es mejor construir despacio. De esta manera en el tarot del trabajo se interpreta como el inicio de una sociedad o empresa con futuro por delante. En una tirada del amor gratis equivaldrá al comienzo de una relación afectiva que puede ser duradera si se dan lentamente los pasos adecuados. Invertida significa decepción y superficialidad, ya que no se han creado las condiciones objetivas de confianza y se ha ido demasiado lejos.

Nueve de Oros: La última de las cartas numéricas de este palo, representa la conclusión de los aspectos definidos en el As de Oros. Implica suerte, ganancias sorprendentes e inesperadas. Y esta misma descripción se puede aplicar, en función de las cartas que la acompañan, en el campo sentimental y laboral. Un antiguo amor olvidado puede volver a entrar en escena o una oferta de trabajo muy ventajosa esperará en fechas próximas al consultante. De la misma manera que cuando aparece del derecho es claramente positiva, cuando se muestra invertida implica trastornos y pérdidas, con el posible riesgo de bancarrota económica.

Sota de Oros: Representa a una mujer joven de tez clara y cabellos rubios. Ejecutiva e independiente, no tiene problemas de dinero y se caracteriza por su carácter apasionado y soñador. Le encantan los retos y siempre está dispuesta a echar una mano a un amigo. El consultante tiene en ella una fiel aliada y puede confiar en las oportunidades que le lleguen de su parte. Una situación muy diferente se plantea si la carta aparece invertida, ya que en ese caso previene contra despilfarros y posibles peleas como consecuencia de su fuerte carácter.

Caballero de Oros: Representa a un varón de mediana edad, con pelo rubio o castaño. Su carácter extrovertido y emprendedor le hace disfrutar de una buena posición económica, además de reconocimiento social. Simboliza el éxito, el dinero, la prosperidad garantizada simplemente siguiendo el consejo de no arriesgar. Esta carta aconseja valorar la estabilidad de la pareja así como el ambiente de confianza en el trabajo, sin renunciar a la defensa de los principios de cada uno. Invertida sin embargo, denota celos y conflictos relacionales que pueden afectar emocionalmente al consultante.

Rey de Oros: Esta carta identifica a un hombre maduro, de tez clara y pelo rubio o canoso. Al igual que el resto de figuras del palo de Oros goza de una envidiable economía y popularidad. Se trata de uno de los naipes más favorables del palo, ya que garantiza que se consigan los resultados esperados en el mundo laboral. Si aparece invertida significa que las ganancias se están alcanzando por procedimientos poco éticos, como consecuencia de un exceso de avaricia o egoísmo. A nivel de personalidad también indicaría que se trata de un hombre deshonesto, dado a la corrupción.

PALO DE COPAS

Este grupo de cartas españolas es de los más positivos de la baraja. Sus naipes se relacionan habitualmente con el amor, lo femenino, y el mundo sentimental del consultante. Las personas caracterizadas por las figuras de esta serie son muy emocionales e imaginativas. Veamos los significados de cada una de las cartas cuando aparecen en una tirada de tarot español.

As de Copas: Un posible romance puede dar comienzo en la vida del consultante, al extraer este naipe de la baraja. Si tuviera ya pareja, el As de Copas es igualmente un augurio muy positivo en el ámbito familiar, señalando siempre equilibrio en el hogar y felicidad. Cuando la consulta de adivinación gira en torno al terreno laboral o profesional, es muy probable que el posible trabajo tenga unas perspectivas de gran éxito, de igual modo un negocio que se piensa abrir. Si en cambio la carta saliera de forma invertida en la tirada, será un indicativo de una decepción en el amor, si se acaba de empezar la relación posiblemente lleve al fracaso.

Dos de Copas: Cuando una mujer pregunta al tarot por su posible embarazo y sale el Dos de Copas, la señal es clara: está embarazada. También es una carta positiva para aquél que busca el verdadero amor, pues le está hablando del encuentro con su complementario. Es un naipe que indica capacidad creativa, y por lo tanto si está rodeado de muchos bastos lo asociaremos en la lectura de cartas españolas al ámbito laboral. El consultante habrá de ser cauto si obtiene en su tirada este naipe invertido, pues señala celos y relaciones turbulentas.

Tres de Copas: Para ser objetivos con el significado de esta carta de la baraja española, habremos de fijarnos en los naipes que han quedado alrededor de ella en la tirada. Al presagiar el Tres de Copas noticias inesperadas, éstas serán relativas al dinero si hubiera mayoría de Oros. En caso de predominar las Copas serán noticias concernientes a la familia, los Bastos sin embargo señalan el ámbito del trabajo. En cambio el tarot hablará de salud si aparecen numerosas cartas de Espadas. Las noticias pueden ser negativas para el consultante al salir el Tres de Copas en posición invertida.

Cuatro de Copas: También aquí es determinante el palo de las cartas que rodean al Cuatro de Copas para adivinar su significado. En este naipe quedan reflejadas las relaciones íntimas. Si el consultante pretende saber sobre su relación de pareja y se extrae esta carta, posiblemente esté sufriendo alguna infidelidad, o su romance esté dominado por las bajas pasiones. Al aparecer invertida indica algún problema: de tipo sexual, una crisis espiritual o un periodo de desencanto.

Cinco de Copas: Al contrario que la carta anterior, cuando en tu tirada de tarot obtienes esta carta, es un motivo de optimismo. Se trata de uno de los naipes más positivos de la baraja española. Señala la superación de las dificultades. Si además las Copas rodean a esta carta, el consultante tendrá próximamente una celebración familiar, quizá el nacimiento de un hijo o el matrimonio de alguien cercano. El estado de salud mejorará si son las Espadas las que cobran protagonismo junto al Cinco de Copas, pero si ésta saliera invertida estará indicando una ruptura, desenlace irremediable o también indecisión.

Seis de Copas: Anuncia una serena felicidad, un sentimiento de equilibrio y satisfacción. El Seis de Copas también puede augurar el favor de alguien, quizá un regalo inesperado, o el apoyo de un amigo. Habla de un periodo de madurez en el que se valoran las cosas sencillas de la vida. Si esta carta se muestra invertida en la tirada, señala la desidia del consultante por su existencia en el momento actual. Los nostálgicos recuerdos de un pasado mejor siguen presentes en él, y le dificultan dejar atrás la pesadumbre.

Siete de Copas: Se trata de una carta de lo más satisfactoria, ya que presagia una etapa apacible en la que el consultante verá cumplidos sus deseos. Es tiempo de recoger los frutos de un trabajo que tiempo atrás estuvo desarrollando con esfuerzo. Si no se tiene pareja puede igualmente indicar un nuevo amor, y en el terreno laboral anuncia éxitos además de recompensas. En caso de no encontrar trabajo será un augurio de su llegada, pero se ha de tener cuidado si el Seis de Copas aparece invertido pues denota una visión distorsionada por parte del consultante.

Ocho de Copas: Al extraer este naipe, el significado que tiene en la lectura de cartas españolas es la superación de un obstáculo, gracias sobre todo a la aparición de una persona cuya influencia favorecerá al consultante. Es posible que si la cuestión se relaciona con el trabajo, se produzca un ascenso con la ayuda de un compañero o incluso del jefe. En cualquier caso supone una oportunidad que no se puede dejar pasar. La interpretación que tiene el Ocho de Copas si sale invertido es que se atraviesa una fase depresiva, en la que lejos de luchar por salir adelante se asume el desafortunado destino resignándose a la infelicidad.

Nueve de Copas: La persona que obtiene esta carta en su tirada de tarot posiblemente haya llegado a un alto nivel de madurez. El Nueve de Copas señala que todo aquello que acontece en la vida es fruto de nuestras acciones anteriores. El consultante se halla en una fase en la que brinda su ayuda a los demás sin mayor interés que hacer el bien. En una relación de pareja confirma que el amor es verdadero, sano, sin intereses egoístas. Al contrario, si al extraer el naipe estuviera en posición invertida augura desengaños, así como sentimientos materialistas.

Sota de Copas: En una consulta de tarot del amor, la Sota de Copas indica relaciones armoniosas y duraderas. Habla de la familia y el hogar, representando en la figura a una dama soñadora, muy sensible, de carácter romántico, afable, que vive persiguiendo su ideal con la certeza de que realmente lo alcanzará. De igual modo se puede aplicar al hombre cuando éste sea el consultante. Su espíritu servicial le lleva a disfrutar del afecto que la gente cercana le profesa. Realmente esta persona no se llegaría a realizar sin la posibilidad de entregar su amor a una pareja. Por el contrario, al aparecer invertida denota engaño, indolencia y falsedad.

Caballero de Copas: Representa normalmente a un hombre de cabello castaño y tez clara, con una personalidad altruista, leal, sensible además de ser muy fiel a sus principios. Sus ambiciones no son materiales y tiene una gran habilidad en el trato humano. Para las tiradas de amor con cartas españolas, el Caballero de Copas augura el principio de una relación profunda, impetuosa, muy romántica, junto a una persona que como el consultante se entregará totalmente. Se ha de ser precavido si apareciera el naipe invertido, pues llegará la inestabilidad emocional, posiblemente por un engaño o falsas promesas.

Rey de Copas: Este naipe hace referencia a una persona equilibrada, con gran experiencia en la vida, muy generosa y sensible. Su gran adaptabilidad le permite superar cualquier revés en poco tiempo y gozar de una serenidad inquebrantable. El consultante caracterizado por el Rey de Copas es además un soñador, dedica su trabajo al arte o las ciencias, aunque a veces su utopía le impide llevar a término algunos proyectos. En caso de extraer el naipe en posición invertida cabría señalar la hipocresía, como también la manipulación de sentimientos en esta persona.

PALO DE ESPADAS

La mente humana suele ser voluble, engañosa y tiende a racionalizar los sentimientos. Las cartas de esta serie expresan la naturaleza mental del hombre, indican habitualmente conflictos por resolver que aparecen en la vida del consultante, por lo que se le considera un palo negativo. Esta es la interpretación de cada uno de sus naipes.

As de Espadas: Con su presencia en una tirada con cartas españolas, el tarot avisa al consultante de un posible trámite judicial. Algún asunto importante relacionado con la ley podría perjudicarle si no pone medios para evitarlo. Fijándose en las cartas que rodean al As de Espadas se puede afirmar que se trata de una cuestión familiar o de pareja cuando son las Copas las predominantes. Si aparecen en mayor número los Oros se debe a un problema económico, y los Bastos indican una causa laboral. Si se muestra el naipe invertido es posible que el consultante sea víctima de una estafa.

Dos de Espadas: Esta carta señala la llegada de una noticia inesperada pero importante. Para saber si las consecuencias que traerá consigo la sorpresa al consultante van a ser buenas o malas, es preciso observar los naipes que rodean al Dos de Espadas. Puede darse el caso de recibir ayuda por parte de varios amigos cercanos, aunque también cabe la posibilidad de ser perjudicado por algún enemigo en una situación imprevista. En forma invertida la carta presagia un engaño.

Tres de Espadas: La aparición de este naipe en la tirada de cartas españolas suele suscitar cierta inquietud. En cualquier contexto el Tres de Copas es tomado como una carta negativa. Señala conflictos entre el consultante y algunas personas allegadas, posiblemente familiares o amigos. La consecuencia puede ser el alejamiento de alguien en el fondo muy querido, que va a provocar una gran tristeza. En posición invertida las consecuencias que augura son nefastas, incluyendo la perdida de la cordura del consultante.

Cuatro de Espadas: Presagia una situación perjudicial, en la que la persona consultada se puede llegar a encontrar en una temible soledad. El Cuatro de Espadas sugiere una retirada, a veces voluntaria y otras forzada. Se puede estar pasando por una grave enfermedad, aunque este naipe hace también referencia a situaciones difíciles más allá del ámbito de la salud. En caso de que en la tirada de cartas españolas se extraiga este naipe invertido, su significado es positivo, señalando una gran claridad mental además de fuerza interior para resurgir ante cualquier evento desfavorable.

Cinco de Espadas: De nuevo la interpretación de la carta es negativa, advirtiendo al consultante sobre los obstáculos que le afectan. El Cinco de Espadas representa una etapa en la que se va a producir un enfrentamiento, o una desgracia importante. Las contradicciones internas, remordimientos y preocupación serán necesarios para que el Karma se encargue de purificar los pensamientos de la persona afligida. El significado cuando aparece invertido este naipe es todavía peor, pudiendo presagiar una gran desolación por la muerte de un ser cercano.

Seis de Espadas: La debilidad hace mella en el consultante, el cual se halla ante un conflicto sin resolver que le drena la energía. El Seis de Espadas indica que se va a precisar del consejo de amigos, familiares o personas cercanas para redirigir su vida hacia la superación de las vicisitudes. Es preciso ser consciente de las propias limitaciones para a partir de la aceptación buscar la estabilidad emocional. Si se está preparando un viaje o se pregunta al tarot sobre un nuevo negocio a emprender y aparece en la tirada este naipe, no es el momento más adecuado: se ha de considerar esta etapa como de reflexión. Estando invertida señala un estado de confusión todavía más limitante.

Siete de Espadas: Si bien otras cartas de este palo de la baraja española son negativas, el Siete de Espadas aflora como una chispa de luz en medio de la oscuridad. Sugiere un vislumbre de esperanza para el consultante, por lo que si está pasando por una situación difícil, con seguridad encontrará la fuerza necesaria para resurgir. Aún así precisará un tiempo que le permita ser consciente del poder de su pensamiento, para transmutar las ideas destructivas en otras más creativas. Al salir en posición invertida, la carta señala una difícil visión objetiva, quizá debida al desorden mental de la persona consultada.

Ocho de Espadas: Ante un contexto desfavorable, el naipe del Ocho de Espadas se muestra como la capacidad de salir airoso de cualquier conflicto a través de la perseverancia. El consultante no debe cejar en su empeño por salir adelante. Si pregunta al tarot sobre algún problema que le afecta, sólo con gran fuerza de voluntad llegará antes el final de la etapa angustiosa. Quizá se produzca un imprevisto, que debes tomar como una ayuda para conducirte al éxito. Invertido, este naipe anuncia desesperación y también derrota.

Nueve de Espadas: Sin lugar a dudas se trata de una carta negativa, que presagia inestabilidad, temor y ansiedad. En realidad la causa principal es la propia inseguridad del consultante: temores infundados le llevan a refugiarse en sí mismo sin posibilidad de hacer frente a las adversidades. Es posible que aparezca alguna clase de enfermedad o problema de salud. En cualquier caso ante la aparición de esta carta, también en posición invertida, sólo cabe la interpretación de que los sucesos por los que se pregunta irán a peor, siendo así necesario cambiar de estrategia.

Sota de Espadas: Este naipe suele representar a una mujer, con cabello y piel morena en su aspecto externo, aunque siempre con un carácter fuerte, seguro y resolutivo. Se trata de una dama caracterizada por una firmeza contundente, ambiciosa, perfeccionista, exigente consigo misma y por eso no se permite el más mínimo fallo. Aunque también podría darse el caso de señalar a una enemiga que pretende perjudicar a la consultante. En posición invertida la Sota de Espadas advierte sobre la llegada de imprevistos, quizá una entrada de dinero con la que no se contaba.

Caballero de Espadas: Es el mejor ejemplo de fortaleza, el Caballero de Espadas define a un hombre de gran valor frente a las adversidades. Sobre todo se le considera una persona justa que defenderá sus ideales sin importar las consecuencias, incluso asumiendo riesgos importantes. Si en la carta del significador aparece esta figura, la persona consultada tendrá además de estos atributos una elevada capacidad de adaptación a los cambios. En caso de salir invertido puede sugerir una excesiva imprudencia, o que se tiene una sobrevalorada idea de uno mismo.

Rey de Espadas: La persona caracterizada por el Rey de Espadas se define ante todo por su capacidad de liderazgo. Se trata de un hombre inteligente y autoritario, siempre perseverante con todo aquello que inicia, pudiendo así ejercer un cargo importante en su trabajo. Al salir esta carta en una tirada de tarot, es posible que el consultante vaya a tener problemas legales. Iniciará algunos trámites administrativos por los que puede salir perjudicado. Si se obtuviera en la lectura el naipe en posición invertida, presagiará soledad, una etapa de desolación quizá por una separación involuntaria.

PALO DE BASTOS

La energía existencial queda plasmada en los naipes de Bastos, que atienden a menudo a cuestiones de trabajo, actividad o esfuerzo. En general implican transmutación, no en vano este palo está relacionado con el elemento Fuego. A continuación se muestran los significados de cada carta de esta serie.

As de Bastos: Cuando el consultante pregunta al tarot sobre algún suceso en particular y en la tirada se obtiene el As de Bastos, se puede interpretar que ocurrirá en un espacio de tiempo lejano. Esta carta indica también un comienzo próspero, y en el ámbito familiar puede estar referido al nacimiento de un hijo. El significado del naipe si se extrae en posición invertida es bastante desesperanzador. Señala una caída, no se va por buen camino y se precisa cambiar de rumbo para evitar el desastre.

Dos de Bastos: La posibilidad de realizar algún viaje es bastante alta cuando aparece el Dos de Bastos en una tirada de tarot del amor. Con seguridad el consultante se encuentra en un estado muy optimista y debe aprovechar su entusiasmo para relacionarse con otras personas, abriéndose a distintas alternativas en su vida. En temas de pareja, la carta anuncia aventuras, flirteos, y siempre es un mensaje de ilusión frente a épocas de tristeza. Invertido, este naipe indica estados depresivos.

Tres de Bastos: Un sentimiento de confianza ante la vida, está de forma muy presente en el consultante cuando aparece el Tres de Bastos. Las personas caracterizadas por dicha carta suelen tener una visión muy positiva ante las vicisitudes, cultivando además un amor desprendido y puro hacia los seres con los que se relaciona. Prevalecen sus intereses espirituales a toda distracción material, es así que para una consulta de amor no puede haber mejor respuesta que esta figura. Todo lo contrario sucederá si el naipe ha quedado invertido en la tirada, dominará la superficialidad así como los intereses egoístas en la persona.

Cuatro de Bastos: Una carta realmente motivadora para el consultante es el Cuatro de Bastos. En ella se refleja la capacidad de la persona para emprender cualquier proyecto y llevarlo a término con éxito. Si se trata de una cuestión referida al tarot del amor, este naipe augura una sólida relación de pareja. De igual forma predomina la estabilidad en el ámbito económico y en el profesional, pero en caso de aparecer la carta en posición invertida es un indicio de que una situación desfavorable se puede estancar más tiempo de la cuenta.

Cinco de Bastos: Supone una etapa difícil para el consultante, en la que debe vencer algunos obstáculos para fortalecerse y madurar. El Cinco de Bastos hace referencia al conocimiento adquirido con la experiencia de la vida, señalando además a una persona con amplia formación académica. En cualquier caso ha de estar preparada para enfrentar las complicaciones y salir airosa gracias a su templanza. Estando invertido este naipe en la lectura de cartas españolas, su significado es de total frustración, desembocando a menudo en una situación estresante debida a los conflictos internos.

Seis de Bastos: Se considera uno de los peores naipes de la baraja española en una tirada de tarot. La aparición de esta carta indica un estado de depresión, presagiando así una época difícil y de tristeza. El Seis de Bastos muestra que para salir de esa dura etapa hay que cambiar por completo de actitud ante la vida. Los palos que salen junto a ella determinan su significado y la raíz del desastre actual. Cuando la carta sale invertida la situación podría ser peor, debiendo recurrir incluso a ayuda profesional a fin de restablecer el equilibrio interior.

Siete de Bastos: La vida laboral del consultante queda reflejada en este naipe. El Siete de Bastos define su nivel de entrega o la capacidad de mejorar en el trabajo. La persona representada por dicha carta tiene un elevado grado de responsabilidad y es seguro que llevará a cabo su tarea lo mejor posible. También puede indicar una etapa del consultante en la que se le van a presentar buenas oportunidades de futuro. Sin embargo en caso de extraerse invertida en la tirada, está advirtiendo de un estado dubitativo, o quizá temeroso por parte del consultante.

Ocho de Bastos: Esta carta muestra que puede haber una dependencia, bien hacia la persona con la que se mantuvo una inmadura relación de amor, o incluso hacia vicios insanos. El Ocho de Bastos refleja a alguien con poca voluntad que es muy manipulable. Para superar esto tiene que ejercer un firme control sobre sus propios deseos y obrar con mayor seguridad. También indica un estancamiento en cualquier aspecto, tanto en el trabajo, como en las relaciones con otras personas. Al salir invertida en la lectura manifiesta enfrentamientos con seres cercanos.

Nueve de Bastos: El augurio de esta carta es positivo y predice un desenlace próximo donde los problemas consultados se resuelven. Muy apreciada en el tarot de la salud, su aparición implica una rápida mejoría en caso de sufrir alguna dolencia. Si se pregunta acerca del amor, vaticina una relación de pareja estable, feliz, y lo mismo puede ser aplicado al trabajo, donde se gozará de un periodo de prosperidad. Invertida, el Nueve de Bastos indica que las dificultades van a continuar.

Sota de Bastos: Esta carta identifica al consultante o a alguien de su entorno como una mujer joven de pelo y tez morena con una personalidad muy acusada. Se la podría definir como impulsiva, luchadora y siempre dispuesta a echar una mano a sus amigos. En la tirada de cartas españolas se asocia a buenas noticias, a alguien en quien se puede confiar. Justamente los valores contrarios son los representados cuando aparece la carta invertida. En este caso el tarot describe a una persona dubitativa, altamente influenciable y con falta de criterio a la hora de tomar decisiones. Si se trata de la pareja evidencia un problema de comunicación e incluso infidelidad. Si aparece en una tirada de tarot del trabajo se interpreta como mal ambiente laboral y prácticas poco éticas.

Caballero de Bastos: Probablemente no existe otra carta que represente tan fielmente el espíritu de los Bastos como su Caballero. Es un hombre de pelo oscuro en la flor de la vida, inteligente y leal pero sobre todo con ganas de aventura. Describe perfectamente el carácter enérgico de un artista o tal vez un viajero, siempre dispuesto a cambiar su residencia. En el amor gusta de relaciones apasionadas con su mujer, aunque su estilo de vida hace frecuentes las rupturas conyugales. Cuando se muestra invertida es un indicador de que los planes están destinados al fracaso. La pareja, los negocios o directamente el puesto de trabajo pueden estar en peligro. Junto a la Sota de Bastos expresa la existencia de una infidelidad o al menos una relación sentimental que se trata de mantener en secreto.

Rey de Bastos: La palabra que mejor describe al hombre maduro al que se refiere esta carta de la corte es "experiencia". Cuando sale en la tirada habla de una persona de cabellos negros de una edad ya avanzada y con una gran sabiduría de la vida. Para el consultante puede ser el padre razonable a la vez que firme en sus posiciones. En cualquier caso será alguien que sabrá dar buenos consejos, carismático y protector. Cuando esta carta se muestra invertida su significado se encuentra en el extremo negativo de las cualidades anteriores. Así, la sabiduría se torna dogmatismo, y el carácter benévolo se convierte en ofensivo.

Copyright © Jesus Bonilla